Gutsy!

El sabado despues de toda la conmoción inicial tome la decisión de actualizar el PC de casa (uberlinux-0) a la última versión de Ubuntu: Gutsy Gibon 7.10.


Este era el único donde todavia utilizaba 6.10 ya que en los otros (2 portatiles y el del curro) utilizo 7.04.


La actualización habría pasado por 7.04, para luego llegar a 7.10 pero despues de haber actualizado mis anteriores portatiles reinstalando desde cero, descarge el LiveCD via torrent y a instalar.


Mientras descargaba la ISO sentía cierta penuria dada la cierta complejidad que entraña este ordenador. Servicios como SSH y Apache son escenciales, además de las carpetas compartidas y la impresora. Tambien mi configuración de Xorg había logrado ser perfecta.


Desde mis primeras incursiones en Linux hace ya tanto tiempo ¿9 años ya? aprendí que cada directorio especial debe tener su partición propia, por lo tanto, la tabla de particiones del disco principal dividia a / de /home, /var y por supuesto swap. La ídea de tener /home separado es obvia, dado que todos los ficheros de los usuarios se encuentran aquí y ciertamente, despues de instalar Gutsy y reiniciar, la única diferencia fue el icono del Bluetooth... el escritorio de mi usuario (y del de mi mujer) eran los mismos, incluso Pidgin encontró la configuración en la antigua carpeta .gaim.


Instalar el sistema fue, como todos quienes hemos instalado Ubuntu, sencillo y rápido. Como mucho habrá tomado unos 30 minutos, incluyendo los respectivos backups que tome desde el LiveCD. La única pega que creo recordar tuve tambien con 6.10 fue que al llegar al 100% de la instalación, el proceso se detuvo. Como supuse que todo estaba listo, pulse en reiniciar y el LiveCD apago el PC.


Al iniciar en mi nuevo sistema, el escritorio era el mismo, mis elementos del panel que vienen por defecto aparecierón sin ningún problema, asi que lo siguiente fue instalar las aplicaciones básicas: aMule, Xchat, Deluge, SSH, Apache, Samba, codecs, etc... Mientras tanto me fije en que la resolución era algo mayor, pero claro, aun faltaba instalar el soporte para nVidia.


Esto fue increiblemente sencillo, antes la frustración con el entorno gráfico podía llevarme a la desesperación, pero despues de reiniciar el sistema con los cambios aplicados, todo era perfecto: resolución, aceleración y colores.


Lo siguiente, comprobar la utilidad de Beryl y los efectos gráficos. Sin comentarios, es algo que hay que realmente utilizar para poder descubrir el gran camino que ha habido entre 7.04 y 7.10.


Aunque ahora tengo varios efectos activados y probablemente sea la envidia de cualquier usuario de otros sistemas operativos, el efecto que he encontra realmente útil y sin el cual no sé cómo he sobrevivido todo este tiempo, es la traslucides de las ventanas cuando el ratón abandona su enfoque. Supongamos que como ahora, estoy escribiendo esta entrada utilizando el widget del panel de GNOME y necesito leer algo que se encuentra debajo en Firefox. Simplemente muevo el ratón hacia la ventana del navegador, y sin necesidad de hacer click, la ventana del blog se vuelve traslucida, lo que me permite trabajar en las dos al mismo tiempo. Realmente increible.


El multifunción fue de risa de configurar, bueno, en realidad no tuve que hacer nada, sencillamente encenderlo y ya estaba listo para funcionar. ¿Drivers?¿Qué es eso?


En fin, que en menos de 2 horas tenía el sistema nuevo, pero con todo lo viejo. Lo recomiendo.


¿Por qué /var en una partición aparte? Habiendo trabajado con muchos servidores Linux desde hace algún tiempo ya, sabes que en /var se escriben todos los ficheros de registro (o logs) y si por alguna razón estos ficheros llegan a ser tan grandes que llenen la partición, si esta se encuentra aparte de / el sistema no dejará de funcionar. Una partición para /var de un 10% de la capacidad total es más que suficiente.