10 Razones para utilizar multiples monitores

El tema de las listas por Internet es largo y extenso. Hay listas para
todo, sólo el otro día llegué a una lista de las 10 guerras más
sangrientas. 70MM de personas en la Segunda Guerra Mundial. Espeluznante.

Esta es otro tipo de lista que espero os sirva para convenceros a
vosotros u a otros de por qué es mejor utilizar dos o más monitores para
trabajar. Y no porque lo digo yo (aunque también) sino porque existen varios estudios como este de la Universidad de Utah y este hecho por Microsoft (aunque no me fío).

1. Más es Más

Es sencillo, más significa más. Más espacio en el escritorio a la vista significa más espacio para aplicaciones, iconos, gráficos, documentos, ventanas abiertas y repartidas por todas partes.

2. Más es menos

Más espacio libre reduce el tiempo malgastado en el manejo de ventanas. En lugar de estar incesantemente arrastrando, moviendo, modificando, minimizando o maximizando, podemos usar ese tiempo para ser más productivos. Con un escritorio más amplio se reduce el tiempo que tardamos en estructurar la información y más tiempo interactuando con esa información.

3. Cambia entre aplicaciones rápidamente

Es normal que un programador tenga en una ventana la documentación sobre la cual está trabajando y en otra su IDE favorito. Si tienes la suerte de tener Linux, probablemente tengas un escritorio virtual sólo para el IDE y el otro para "cosas varias". O quizás lo tuyo sea sistemas, donde tienes 30 consolas abiertas y el navegador pululando en alguna parte. Es más rápido girar la cabeza que pulsar Alt-Tab hasta la saciedad.

4. Comparar o compartir documentos.

Supongamos que necesitas comparar dos mapas o dos documentos de texto para ver los cambios que se han hecho o que necesitan ser hechos. Es realmente frustrante y agotadora la tarea de ver un documento, memorizar una porción, ir al otro documento, comparar y vuelta atrás. Tiempo improductivo que podría ser mejor aprovechado. Esto sin contar con el cansancio que esto produce.

5. Ignorar las interrupciones

Los resultados de los estudios nunca son amigables con los trabajadores. Muchas de las investigaciones concluyen que los empleados pierden su concentración en el trabajo como consecuencia de interminables interrupciones como ventanas emergentes o notificaciones de correo entrante, por lo que es necesario minimizar estas para poder continuar trabajando. Esta situación se puede mejorar con un entorno de monitores múltiples, ya que estas molestas notificaciones (por suerte Linux tiene pocas por ahora) sólo aparecerán en un monitor, el de la derecha, mientras tanto y quizás siquiera sin darnos cuenta, podemos continuar con la labor.
Incluso durante una sesión de chat con un colega o durante una conferencia web, podemos continuar trabajando o buscando información relativa al tema de la reunión sin necesidad de perder de vista lo que está sucediendo.

6. Ludópatas, sabéis que los necesitáis.

¿Qué quereis que os diga? Antiguos juegos como Doom o Quake ya vienen preparados con vistas de cámaras especiales para soportar múltiples monitores.

7. Incrementan la eficiencia del trabajo

Según el estudio de Microsoft enlazado al principio, se puede incrementar la eficiencia en nuestro trabajo entre 5% y 90%! Otro estudio que apoya esto se encuentra aquí con lo cual con un máximo de 800EUR de inversión, dos programadores, podrían hacer el trabajo de tres.

8. El escritorio más limpio y más seguro.

Me refiero al escritorio físico. Puede que no tenga ninguna relación lo uno con lo otro, pero pensad en la cantidad de notas que se toman para tener ciertos datos disponibles en todo momento. Direcciones de servidores, contraseñas, números de puertos, comandos, números de licencias, cualquier cosa de más de cuatro caracteres que le tomaría un esfuerzo adicional a nuestro cerebro para almacenar.

9. El factor high tech

Imaginad la cara que se le pone a cualquiera (inversores y posibles empleados) cuando descubren una gran sala de gente con dos o tres monitores frente a ellos.

10. Ejercicio

Bueno, este punto es un poco coña un poco en serio. Un poco de movimiento no le vendrá mal a nuestros cansados cuellos.